Cati tiene en mente utilizar la diálisis peritoneal en su domicilio, durante las noches. Y tras escuchar durante casi una hora a sus dos compañeros reconoce sentirse más animada, “un poco, venía triste, pero me he animado a escucharles”. Juan Carlos bromea y la invita a que se venga a los viajes que organiza la asociación, “que nos hemos ido la gente de hemodiálisis”.